En el mundo existen 215 millones de migrantes y de éstos, 30 millones ―13% del total― son latinoamericanos. Aunque las migraciones son una característica natural de la humanidad y han generado saltos importantes en el desarrollo de la región, el enfoque en seguridad de los países receptores y la falta de oportunidades en los países de origen generan una de las mayores crisis humanitarias del continente para los migrantes de México y Centroamérica. Sólo con alianzas supranacionales enfocadas en acceso a la justicia, integración social, mercados laborales más abiertos y desarrollo en comunidades expulsoras será posible revertir los efectos negativos de las migraciones.

 

 

Las leyes, instituciones y marcos políticos existentes en la mayoría de los
países latinoamericanos no reflejan la complejidad de los flujos migratorios
actuales.

Migrar en busca de un futuro mejor

L as crisis económicas, la inestabilidad política y la frágil seguridad ciudadana influyen en la decisión de las personas de migrar, con la expectativa de que el cambio de país, lugar o región mejorará sus perspectivas económicas, familiares, sociales y de calidad de vida.


Los migrantes generan cambios importantes en las economías y las culturas de las naciones de origen, tránsito y destino. A pesar de que la migración no es un fenómeno nuevo, durante los últimos cuarenta años las leyes, instituciones y marcos políticos existentes en América Latina no reflejan la complejidad de los flujos migratorios actuales y carecen de soluciones adecuadas para responder a temas críticos como la violación de derechos fundamentales que sufren los migrantes en tránsito y los factores socioeconómicos que hacen que los migrantes se sientan forzados a salir de sus países en búsqueda de mejores oportunidades.

 

Mientras algunos países de destino y de tránsito de los flujos migratorios adoptan posturas cada vez más restrictivas hacia la admisión y permanencia de extranjeros en sus territorios, otros responden con una visión hacia una transformación social que beneficie a todos. Ante la falta de un sistema que permita a los migrantes acceder a sus derechos humanos y ciudadanos, surge el interés de varios gobiernos de actualizar sus marcos regulatorios, y de algunas empresas, la sociedad civil y organizaciones de migrantes para impulsar medidas que faciliten la movilidad, potencien externalidades positivas y protejan los derechos humanos de todos los migrantes.

 

El trabajo de Avina en Migraciones

Avina y sus aliados enlazan el trabajo colaborativo entre diferentes sectores de la sociedad a nivel local y global y canalizan sus esfuerzos hacia un marco regulatorio, institucional y ético de movilidad humana digna, formal, democrática, solidaria y sustentable.


Nuestra estrategia de acción conjunta se centra en impulsar la mejora en políticas públicas, la protección de los derechos humanos de los migrantes y la generación de alternativas económicas que fortalezcan el desarrollo sostenible en las comunidades que son susceptibles a los efectos de las migraciones.


Avina ha desarrollado una estrategia de acción conjunta con Ford Foundation y Open Society Foundations que se centra en impulsar la mejora en políticas públicas, proteger los derechos humanos de los migrantes y generar alternativas económicas que fortalezcan el desarrollo sostenible en las comunidades que son susceptibles a los efectos de las migraciones.


Durante 2012, enfocamos los esfuerzos con nuestros aliados en consolidar redes y alianzas transnacionales, fortalecer capacidades técnicas y empresariales, y fomentar el liderazgo y participación de los migrantes en procesos de incidencia en políticas públicas en México y Centroamérica.

 

Estos son algunos de los resultados obtenidos en el 2012 en la Oportunidad de Impacto Migraciones:

 

Avina contribuye al bienestar de más de un millón de migrantes en Costa Rica

 

Vea aquí el video de Fundación Avina sobre el Plan Nacional de Costa Rica
de Integración Social de los Migrantes.

Fundación Avina ha contribuido con la Dirección General de Migración y Extranjería, institución gubernamental de Costa Rica, en la construcción y puesta en marcha del Plan Nacional de Integración Social de los Migrantes, el cual integra operativamente a 11 instituciones que brindan servicios básicos como salud, educación, derechos laborales y asistencia técnica para los migrantes. Con el apoyo de Avina se logró incorporar la perspectiva de la sociedad civil, la academia y las organizaciones de migrantes en la construcción del plan.


El Plan Nacional de Integración Social de los Migrantes, que determinará las acciones públicas prioritarias respecto a la migración, tiene como objetivo principal facilitar el acceso a los servicios orientados al bienestar e integración económica y social de al menos 400.000 personas migrantes (8% de los habitantes del país).

 

Las organizaciones que brindan los servicios para el bienestar de los migrantes son: Dirección General de Migración y Extranjería, Ministerio de Educación de Costa Rica, Instituto Nacional de Aprendizaje, Caja Costarricense de Seguro Social,  Instituto Nacional de Seguros, Ministerio de Salud, Ministerio de Seguridad Pública, Dirección Nacional de Adaptación Social, Dirección Nacional de Desarrollo de la Comunidad y el Instituto Nacional de Acueductos y Alcantarillados.

 

Foto: CAMMINA

Taller sobre el fortalecimiento de las capacidades de las cancillerías
centroamericanas en materia de protección de los derechos humanos de
los migrantes.

Protección consular:
un pilar para los migrantes en México

Después de un largo esfuerzo de sensibilización y convocatoria,  el Centro de Investigación y Docencia Económicas, A.C. (CIDE) de México concretó sus esfuerzos de incidencia en una primera fase de talleres, dirigidos principalmente a funcionarios consulares, sobre el fortalecimiento de las capacidades de las cancillerías centroamericanas en materia de protección de los derechos humanos de los migrantes.


Con el apoyo económico de Avina y  a través de CAMMINA, los talleres se llevaron a cabo en los Ministerios de Relaciones Exteriores de El Salvador, Honduras y Guatemala y contaron con una nutrida participación de al menos 100 colaboradores de las oficinas consulares, además de  viceministros,  autoridades locales de alto nivel y representantes de las principales organizaciones de la sociedad civil.


El resultado principal de estos encuentros fue el compromiso consular por la protección de los migrantes entre los países participantes de Centroamérica. El tema se ha posicionado como una prioridad de la política exterior en sus países y ha fortalecido las bases para una mayor cooperación y trabajo conjunto entre los diversos sectores.

 

Actualmente, el CIDE se involucra en más procesos de formación, en las cuales sigue participando activamente el personal de las cancillerías. Además, se han abierto espacios de diálogo internacional, se han fortalecido redes de cooperación y se ha acompañado el proceso con una estrategia de comunicación. Estas acciones beneficiarán a todos los migrantes centroamericanos, especialmente a los que transitan por México.

Países en los que Avina trabaja sobre la oportunidad Migraciones

 

 

Nuestros principales aliados y coinversores en el 2012 para esta oportunidad son:
  • Ford Foundation y Open Society Foundations, con quienes se formalizó en 2011 la alianza CAMMINA, cuya misión es lograr cambios sostenibles en políticas públicas que promuevan los derechos de los y las migrantes y contribuyan a la sostenibilidad económica de las comunidades de origen. Como parte de su estrategia, CAMMINA está colaborando con los siguientes aliados, entre muchos otros:
  • Oxfam México: Para fortalecer las capacidades empresariales de análisis y articulación nacional e internacional de la población migrante y fomentar su participación en incidencia en políticas y marcos legales.